Video en 3D, tecnología que va muriendo

Hace unos 60 años nació el cine de 35mm pero como toda tecnología, tuvo que ir muriendo para abrir camino al cine digital, surgieron nuevas tencologías para disfrutarse en casa como el CD, el DVD, Blu-Ray, el sonido magnético, el Dolby 5.1, el THX, el home theater, las tv´s HD, etc, pero por el contrario el avance que ha habido en el cine no ha logrado ir a la par.

Algunos cineastas como James Cameron quisieron impulsar nuevas tecnologías para


el cine y buscaron enfocarse en mejorar la nitidez, así que la solución fue la estereoscopía, mejor conocida como 3D. Esta característica, presente en ciertos seres de la naturaleza, permite al cerebro comparar las imágenes percibidas por ambos ojos y a partir de ahí deducir la profundidad de los objetos.

Han existido a lo largo del tiempo varios intentos por simular este efecto tridimensional en el cine, se han utilizado filtros de colores, polarizados, etc. Luego surgió una nueva propuesta que permitía una experiencia más envolvente y con mayor nitidez, el IMAX. El problema es que esta tecnología resulta bastante costosa de producir, así que solo se limitó a utilizarse en cortometrajes. Más adelante surgió el IMAX 3D en las salas de cine.

Con la revolución 3D salieron al mercado tv´s, cámaras, software para edición y animación en 3D, consolas de videojuegos y sugieron éxitos en taquilla como Avatar.

El problema con el 3D

En ocasiones las imágenes pierden luminosidad con el uso de los lentes polarizados pero ese no es el principal problema sino el funcionamiento en conjunto de nuestros ojos y cerebro.

Los animales que contamos con visión estereoscópica estamos acostumbrados a enfocar y hacer converger en un punto la imagen de ambos ojos en la vida real, pero el efecto que se hace en el cine no funciona exactamente así, ya que durante toda la función estás situado en el mismo punto. El hecho de no haber concordancia entre la convergencia y la distancia focal es algo que fatiga a nuestros músculos oculares, lo cual hasta puede provocar dolor de cabeza en algunos individuos. Otro error ha sido querer convertir a 3D películas creadas originalmente en 2D ya que esta técnica nunca logrará una calidad suficiente y además el costo de una función en las salas de cine es algo elevado.

La TV

Hoy en día aún son escasos los contenidos que pueden conseguirse en 3D, pero los fabricantes de TVs no quieren detenerse. Crearon las pantallas que corren hasta 240 Hz, a veces convertir algo de 2D a 3D resulta en un desastre, lo mismo con los videojuegos 3D, terminan haciendo que nuestros ojos se cansen antes de tiempo.

La última moda es la tecnología llamada Ultra HD, que involucra 4 veces más pixeles e incluso se ha llegado a comparar en nitidez con el IMAX.

El problema es que hay TVs muy adelantadas tecnológicamente hablando, pero lo que no hay son contenidos que ver con esas grandes resoluciones, así que se nota un desfase entre la calidad de la imagen de las pantallas y los contenidos, pero no nos sorprendería que compañías como Sony o Microsoft sacaran al mercado consolas que pudieran alimentarlas de pixeles.

Escrito por: yolanda, el: 2013-02-26 09:44:31 | Volver
     Comentarios:

Los precios, especificaciones e imágenes están sujetas a cambio sin previo aviso. Los precios del catálogo sirven de referencia para el usuario, por lo tanto antes de hacer su orden de compra solicite a su ejecutivo de cuenta la cotización correspondiente. Prohibida su reproducción parcial o total del contenido de este sitio sin previa autorización por escrito de Fibremex S.A. de C.V. Úbicación, Lateral de la carretera Estatal 431, km.2+200, Int.28, C.P.76246

Top