Fibremex | Líderes en Fibra Óptica y Telecomunicaciones de México

¿Hacia dónde van las telecomunicaciones?

Para que un país pueda tener un desarrollo industrial sano y equilibrado que se convierta en un generador de inversiones y empleos, no sólo requiere de la estrategia de negocios y visión de cada empresario, también de políticas públicas y regulaciones apropiadas que le permitan desenvolverse en libertad y de manera estable.

 En el Plan Nacional de Desarrollo, presentado por el Ejecutivo federal al Congreso, el rubro de radiodifusión y telecomunicaciones se subsume en el tema de “desarrollo económico” bajo el siguiente objetivo: “Facilitar a la población, el acceso y desarrollo transparente y sostenible a las redes de radiodifusión y telecomunicaciones, con énfasis en internet y banda ancha, e impulsar el desarrollo integral de la economía digital”.

El diagnóstico se centra en telecomunicaciones y en usuarios, concluye en la existencia del problema de acceso a las telecomunicaciones: acentuado en zonas rurales, indígenas y por estrato socioeconómico, aunado a que no hay educación digital.

Llama la atención que ya no se hicieron compromisos o proyectos específicos, como conectar a 50 millones de mexicanos, los 50 mil kilómetros de fibra óptica o lograr más de ocho mil 500 sitios públicos conectados, como se señaló algún día; tampoco se comprometen a inversiones, montos o proyectos estratégicos en los sectores de radiodifusión y telecomunicaciones; pareciera que se está dejando al mercado la labor y el gobierno se concentrará exclusivamente en sitios alejados en condiciones de pobreza, lo que se podría entender como intentar crear un nuevo nicho de clientela política.

Ante esta situación no existe claridad en la política de inclusión digital, pero sí un nuevo atraso en la licitación de la Red Troncal; además, sin ningún resultado en la Red Compartida, pues se supone que esta infraestructura iba a apoyar la conectividad de los Pueblos Mágicos, pero éstos desaparecieron del último presupuesto federal, dejándolos a la suerte de los estados y municipios; entonces, ¿hacia dónde va el sector telecomunicaciones?

INTERFERENCIAS

Trascendió que cerrar la brecha digital en México costaría alrededor de 187 mil millones de pesos (mmdp), poco más de 18 veces lo invertido por los operadores en 2017, lo anterior conforme a la consultora The Competitive Intelligence Unit.

Si consideramos el ritmo actual de crecimiento de las inversiones en el sector, tardaríamos 18 años en acabar con la brecha digital o tal vez más, si se valora que, de septiembre de 2017 al mismo mes de 2018, hubo una variación negativa de 27.7 por ciento en las inversiones, de acuerdo con datos publicados por el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Si el gobierno quisiera cubrir el estimado de inversiones requeridas (187 mil mdp) con recursos públicos, el monto correspondería al 3.2 por ciento del PEF para 2019. Si ello se dispersa en seis años implicaría un gasto fiscal de 0.5 por ciento del PEF por cada año.

Los datos señalados reflejan que es esencial que el Estado genere condiciones que favorezcan las inversiones para lograr la conectividad digital junto con los operadores, el reto es generar condiciones que permitan implementar lo plasmado en la reforma de 2013.

Escrito por: susana, el: 2019-06-14 18:08:53 | Volver
     Comentarios:

Los precios, especificaciones e imágenes están sujetas a cambio sin previo aviso. Los precios del catálogo sirven de referencia para el usuario, por lo tanto antes de hacer su orden de compra solicite a su ejecutivo de cuenta la cotización correspondiente. Prohibida su reproducción parcial o total del contenido de este sitio sin previa autorización por escrito de Fibremex S.A. de C.V. Úbicación, Lateral de la carretera Estatal 431, km.2+200, Int.28, C.P.76246

Top