Biblioteca Técnica / Noticias


Los Retos de Telecomunicaciones en Río 2016

El 02 de octubre de 2009, se anunció que Río de Janeiro sería la sede de las XXXI Olimpiadas, en el (Entonces lejano) 2016. Para el 2013, y después de realizar diversos análisis y cálculos, las compañías de telecomunicaciones y los carriers brasileños, estimaban que la demanda de acceso a internet y consumo de datos que traerían los Juegos Olímpicos, superaría por mucho las capacidades de sus infraestructuras. No era para menos, considerando la cantidad de participantes y espectadores que se esperaba recibir, además de los servicios que se deberían de proporcionar a todo tipo de cadenas televisivas, agencias noticiosas y medios informativos de todo el mundo. Según se estimaba, durante los juegos, se realizarían alrededor de 27 millones de llamadas y se enviarían al menos 3 millones de mensajes SMS, sin mencionar el uso de redes sociales, el envío de fotografías y los videos subidos. Se calculaba que el tráfico de datos en Río 2016, sería el doble o incluso el cuádruple que aquel de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Era obvio que cubrir tal demanda, sería un reto colosal.


En cierto sentido, para que el mundo pudiera vivir la experiencia de las Olimpiadas, se debía de reformular y fortalecer la infraestructura de telecomunicaciones con la que se contaba.

Aproximadamente el 20% del presupuesto total para los Juegos Olímpicos, fue destinado a comunicaciones. Por otro lado, para anticiparse a esta demanda sin precedentes, las subsidiarias de América Móvil, Claro y Embratel, invirtieron un aproximado de 30 billones de reales, en diversos proyectos de infraestructura, incluyendo el llamado Backbone Olímpico, una red de 370 kilómetros de fibra óptica creada por Embratel, con una velocidad de 40 Gigabits por segundo y que conecta con más de 60,000 access points, distribuidos por la ciudad.

Además de lo anterior, Embratel también fue la encargada de proporcionar las redes de fibra óptica presentes en diversos estadios y sedes olímpicas. Estas redes, a través del Centro Internacional de Prensa, permiten que los eventos sean transmitidos a más de cinco billones de espectadores en aproximadamente 100 países, pero además, brindan sistemas especializados, como la valoración de resultados, marcadores y tiempos.

Hoy, gracias a que se planeó con tiempo y se estableció una robusta infraestructura de telecomunicaciones en la ciudad de Río de Janeiro, todo el mundo es participe de la fiesta olímpica que es Río 2016, que ya se ha ganado el nombre de “Los Juegos Olímpicos más conectados de la historia”.

Escrito por: susana, el: 2016-11-23 16:38:39 | Volver
     Comentarios:

Los precios, especificaciones e imágenes están sujetas a cambio sin previo aviso. Los precios del catálogo sirven de referencia para el usuario, por lo tanto antes de hacer su orden de compra solicite a su ejecutivo de cuenta la cotización correspondiente. Prohibida su reproducción parcial o total del contenido de este sitio sin previa autorización por escrito de Fibremex S.A. de C.V.