Biblioteca Técnica / Noticias

El crecimiento de la banda ancha móvil requerirá aumentar las inversiones en fibra óptica

No solo de espectro viven las redes móviles. El éxito de las redes 3G, 4G y la futura red 5G dependerá de las inversiones que realicen los operadores en fibra óptica. “Sin fibra óptica no es posible la banda ancha móvil”, señaló José Otero, director de 5G Americas para Latinoamérica y el Caribe en una reunión con la prensa en Buenos Aires. La fibra óptica no sólo es necesaria como backbone —en muchos países latinoamericanos como Argentina, Colombia o Perú se han implementado redes troncales de fibra óptica—, sino también para conectar antenas entre sí y para llegar con fibra al abonado. La fibra al hogar (FTTH) colaborará con la banda ancha móvil ya que permitirá hacer descarga de tráfico a redes fijas, indicó Otero. Actualmente, destacó, existen lugares donde la banda ancha móvil ofrece velocidades muy superiores a las redes fijas. Es por ello que los operadores deberán incrementar la inversión en este tipo de infraestructura.


De acuerdo con cifras de la OCDE compartidas por 5G Americas, el único país en América Latina con una penetración de fibra óptica al hogar mayor al 50 por ciento es Uruguay, con un 70 por ciento, cifra similar a los países asiáticos de Japón y Corea del Sur. Esto se debe al proyecto impulsado por el Estado uruguayo a través de la estatal Antel. El promedio de penetración de FTTH en la OCDE, en tanto, se ubica en casi un 20 por ciento. México cuenta con un poco más del 10 por ciento, mientras que Chile y Colombia se ubican en los últimos lugares del ranking.

Aún con los desafíos de inversión en redes fijas, 5G Americas se muestra confiado en la evolución de la banda ancha móvil. Las noticias sobre futuras licitaciones de espectro en México, Perú, El Salvador, Paraguay, Puerto Rico, Islas Vírgenes Británicas, Costa Rica y Colombia permitirán aumentar el espectro disponible para servicios móviles en América Latina y el Caribe y acercarse —aunque todavía estemos lejos— a las recomendaciones de la UIT.

Adicionalmente, las perspectivas son alentadoras para la región, que cuenta con una buena adopción de la tecnología móvil con índices de penetración superiores al 100 por ciento y un promedio de penetración de LTE del 14,8 por ciento para el segundo trimestre del año. Además, en todos los mercados, el 90 por ciento de los teléfonos que se venden anualmente son smartphones, indicó Otero.

No obstante, existen desafíos adicionales: Otero planteó que mucho del espectro hoy adjudicado a los operadores latinoamericanos no está en uso. Por ejemplo, la banda de 700 MHz, que fue adjudicada en Argentina y Brasil, aún no está limpia, y los operadores deben conformarse con encender antenas en solo algunas ciudades o sitios. Esta situación impide avanzar en tecnologías más modernas y de mayor velocidad como LTE-A en la modalidad de agregación de portadoras, que ya ha sido desplegada en mercados como Chile y Perú. Además, la geografía de la región hace que sea muy difícil llegar con fibra óptica a zonas remotas, por lo que deben evaluarse otras alternativas para brindar servicios de banda ancha. “En zonas remotas, también hay que tener en cuenta que es necesario llevar energía a esas antenas que vamos a colocar”, explicó Otero.

Escrito por: susana, el: 2016-12-13 18:04:58 | Volver
     Comentarios:

Los precios, especificaciones e imágenes están sujetas a cambio sin previo aviso. Los precios del catálogo sirven de referencia para el usuario, por lo tanto antes de hacer su orden de compra solicite a su ejecutivo de cuenta la cotización correspondiente. Prohibida su reproducción parcial o total del contenido de este sitio sin previa autorización por escrito de Fibremex S.A. de C.V.

Top